Croquetas de mejillones y sardinillas

Las croquetas son un plato económico y muy popular, que gusta tanto a pequeños como a mayores. Por ello es una preparación muy recurrente en el menú semanal de muchas familias. Como alternativa a las típicas croquetas de jamón, os proponemos unas croquetas de mejillones y sardinillas. Para la elaboración de estas croquetas “marineras”, tiraremos de mejillones y sardinillas en conserva, que seguro que tenemos en la despensa.

Croquetas de mejillones y sardinillas Arroyabe

Croquetas de mejillones y sardinillas en conserva

Aunque tradicionalmente las croquetas han sido un recurso para aprovechar la carne utilizada para cocinar una sopa, las conservas son un ingrediente ya elaborado que tenemos siempre a mano. Además, en el caso de que tengamos niños en casa, conseguiremos que estos coman uno de los alimentos que menos les gusta y que es necesaria para su alimentación; el pescado.

Receta de croquetas de mejillones y sardinillas

Receta para 4 personas

Ingredientes

1 lata de mejillones en conserva

1 lata de sardinillas en conserva

3 huevos

Pan rallado

1 cebolla

40 gr. de harina

500 gr. de leche desnatada

40 gr. de aceite de oliva

Para esta receta te recomendamos…


  • Sardinillas en aceite de oliva
    Sardinillas en aceite de oliva 10-14 piezas
    Desde 1.96 €/unidad
  • Mejillones en escabeche Rias Gallegas
    Mejillones en escabeche (Rias Gallegas) 8-12 piezas
    Desde 2.96 €/unidad

Cómo preparar croquetas con mejillones y sardinillas en lata

En primer lugar debemos preparar la bechamel para el relleno de las croquetas. Para ello calentamos aceite de oliva en una sartén y añadimos cebolla cortada en trozos pequeños. Cuando la cebolla esté dorada, añadimos la harina y lo mezclamos bien con la cebolla. Lo removemos durante un par de minutos para que la harina vaya adquiriendo sabor.

A continuación, vertemos leche caliente poco a poco, sin dejar de remover. Seguimos removiendo todo constantemente, hasta que la mezcla comience a espesar. En ese momento, añadiremos los mejillones y las sardinillas cortadas en trocitos.

Una vez quede todo bien mezclado y nos quede una masa homogénea, ya tenemos el relleno de las croquetas preparado. Lo ponemos en una bandeja y cubrimos con papel film. Se recomienda dejar a temperatura ambiente hasta que se temple. Después lo dejaremos enfriar en la nevera durante un par de horas.

Transcurrido ese tiempo, tendremos una masa sólida y lista para darle forma. Preparamos pequeñas bolas con la masa para posteriormente rebozar.

Para el rebozado, batimos 3 huevos con una pizca de sal. Necesitaremos también pan rallado. Cogemos las bolas que hemos hecho con la masa y los pasamos por huevo batido y pan rallado.

Freímos las croquetas en una sartén con abundante aceite de oliva. Recomendamos ir dejando las croquetas fritas en un plato con papel de cocina, para que vaya absorbiendo el exceso de grasa.

¡Y listo! Ya tenemos crujientes croquetas de mejillones y sardinillas listas para disfrutar.

Croquetas de mejillones y sardinillas textura

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *