¿Se puede comer atún en lata durante el embarazo?

¿Las mujeres embarazadas pueden comer atún en lata? Esta es una duda que a menudo surge entre las personas en periodo de gestación, ya que hay voces que han puesto en duda su consumo. Tampoco hay unanimidad de la idoneidad de consumir atún en lata durante el embarazo entre médicos, nutricionistas y autoridades sanitarias.

 

Atún en lata durante el embarazo

Las dudas se deben principalmente al contenido del mercurio en el atún y otras especies de pescado, que ya explicamos en un artículo anterior. Y es que el periodo de embarazo y lactancia es crucial para el desarrollo del bebé y por tanto aumenta el interés en la nutrición de la mujer durante esos meses. En el caso que nos ocupa, cuánto de sano tiene consumir atún enlatado en estado de gestación.

Los diferentes estudios han demostrado que el contenido de mercurio es residual en la mayoría de las especies de pescado, por lo que debemos discriminar aquellas especies con alto contenido, pescados grandes en su mayoría, o procedentes de mares donde hay un mayor índice de mercurio.

Oferta Bonito Black Friday

Oferta Atun Conserva Black Friday

Desde ANFACO aseguran que no hay problemas de seguridad alimentaria en las conservas de pescado. Estos provienen fundamentalmente de los Océanos Índico, Pacífico y Atlántico y por tanto no padecen los problemas de contaminación que a veces se dan en mares como el Mediterráneo.

Además se señala que el bonito del norte (atún blanco) o el  atún claro es un componente importante en la dieta de una embarazada, así como en niños y la población en general. El valor nutricional del pescado azul es altamente beneficioso para el organismo humano, por lo que el consumo de bonito del norte o atún claro en una persona embarazada también lo es.

Los estudios avalan comer atún en conserva durante el embarazo

 

La AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición) aclara en uno de sus últimos informes que el atún realmente contraindicado durante la gestación es el atún rojo, que no se emplea en la mayoría de las conservas que encontramos en el mercado. Si bien han surgido dudas acerca de la ingesta de pescado durante el embarazo, lo cierto es que el pescado azul es altamente beneficioso. Y ello tanto para los bebés como para las embarazadas.

En concreto, la AESAN desaconseja el consumo de pez espada, el tiburón, el lucio, el emperador y el atún rojo en mujeres embarazadas, en periodo de lactancia y niños de hasta 10 años, debido a su elevado contenido en metilmercurio. Ni tan siquiera la congelación reduciría la cantidad de metilmercurio de tales pescados.

Por lo tanto, el atún en conserva no entra en el listado de pescados contraindicados por la AESAN. Es más, el consumo moderado de atún en lata durante el estado de gestación reporta grandes beneficios al organismo.

Las embarazadas pueden comer atún, y puede ser muy beneficioso para el feto. Pero eso no es todo. A ello hay que agregar un estudio científico del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y que se han publicado en la revista médica International Journal of Epidemiology. Este estudio concluye que el consumo de pescado durante las etapas tempranas de gestación incide positivamente en una mayor capacidad de atención de niños y niñas.

 

Atún en lata estando embarazada

Beneficios de comer atún en lata estando embarazada

 

Consumir atún en lata estando embarazada, así como del pescado azul en general, es muy beneficioso por diversas razones:

  • Mejora el flujo circulatorio del torrente sanguíneo, así como el equilibrio de los demás fluidos corporales.
  • Su alto contenido en potasio es fundamental para una mejor circulación sanguínea, a reducir la presión arterial.
  • Además del potasio, aporta otros minerales, tales como el fósforo, calcio, hierro, yodo y magnesio. Fósforo y calcio son excelentes para los tejidos óseos. El hierro y el yodo estimulan la producción de hemoglobina, y además contribuyen a una buena regulación de la glándula tiroidea. De este modo, previenen enfermedades y anomalías derivadas de esta, como el hipertiroidismo y el hipotiroidismo.
  • Su contenido en ácidos grasos omega-3 resulta también muy beneficioso para el organismo, ya que es cardiosaludable y bueno para la circulación. Estos ácidos grasos reducen el colesterol perjudicial en el torrente sanguíneo, y además son cardioprotectores, con lo que previenen y evitan dolencias cardiovasculares. También reducen la presencia de triglicéridos en la sangre. Igualmente, este componente nutricional de primer orden previene y evita las isquemias y otros accidentes cerebrovasculares. Muchas veces, estos vienen provocados por la ruptura de la barrera hematoencefálica que filtra la sangre que llega hasta el encéfalo. El omega-3, al depurar la sangre del colesterol dañino, evita tal problema. Por estas razones y otras más, atún en lata y embarazo no sólo no son opuestos, sino que pueden resultar complementarios.
  • Alberga también proteínas de alta calidad y elevado valor nutritivo. He aquí otra de las grandes ventajas del atún en lata durante el embarazo.
  • Incluye también vitamina A, vitamina D y algunas del grupo B, concretamente la B3 y B12. Así como, en cantidades más reducidas, la B1, B2 y B9. Todas ellas son muy recomendables para el sistema circulatorio, ya que estimulan la formación de glóbulos rojos. Las vitaminas A y D son liposolubles. La primera es buena para la piel, ya que favorece la reparación de mucosas y tejidos. En cuanto a la vitamina D, regula los niveles de calcio en la circulación sanguínea, y facilita el que los huesos absorban calcio y fósforo. Comer atún en el embarazo es, por lo tanto, muy aconsejable para el organismo en general, y también para las mujeres en estado de gestación.

 

Puedo comer atún en el embarazo

¿Cuál es el mejor atún para embarazadas?

 

Ahora que hemos aclarado los beneficios del atún de lata en el embarazo, cabe formularse otra pregunta. ¿Cuál de las modalidades de atún en conserva es más recomendable para embarazadas? Si las embarazadas pueden comer atún en lata, ¿cuál es el más aconsejable para ellas?

Tal como hemos señalado, debemos descartar aquellos pescados que tienen mayor tamaño, porque han ido absorbiendo más contenido de mercurio durante su vida. Por tanto, dentro de los distintos tipos de atún enlatado que encontramos en el mercado, recomendaríamos el consumo de atún claro o de atún blanco (bonito del norte).

Aunque un atún claro Yellowfin (Thunnus Albacares) puede llegar a pesar 200 kilos en algún caso, en Arroyabe trabajamos con piezas de atún claro alrededor de los 20 kilos, por lo el contenido de mercurio es muy bajo si comparamos con la mayoría de atún en conserva que encontramos en el mercado.

En el caso del bonito del norte (Thunnus Alalunga), estamos hablando de un pescado de pequeño tamaño. Cada ejemplar rara vez suele llegar a los 30 kilos, y habitualmente se trabaja con piezas de menos de 12 kilos. Por ello, es la especie de túnidos que menor cantidad de mercurio presenta.

Un escalón más abajo encontramos el pescado blanco, como la merluza, el lenguado o el rodaballo. Son pescados clasificados como de contenido bajo en mercurio, mientras el bonito del norte y el atún son de contenido moderado. Por ello, si una embarazada puede comer atún de lata, con más razón puede beneficiarse de todos estos alimentos.

Dentro de los pescados de contenido bajo de mercurio se encuentran pescados azules como la sardina, el salmón o la anchoa. Al igual que el bonito o el atún, estos nos reportarán durante el embarazo todos los beneficios nutricionales como el omega-3, proteínas, vitaminas, minerales…

Atún en conserva durante el embarazo

En conclusión, el mejor atún para embarazadas es el bonito del norte. También el atún claro, ya que procede de aguas con baja contaminación de mercurio, y siempre evitando piezas de gran tamaño.

En cualquier caso son especies de pescado azul, extraordinariamente aconsejables durante el embarazo si se consume en cantidades moderadas. Y tal como se ha señalado, en este periodo también se puede disfrutar de un buen rodaballo, merluza, salmón, sardinas y las mejores anchoas del Cantábrico.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *