La Vitamina D se encuentra en el pescado azul

En esta situación de confinamiento, nuestras horas de exposición al sol se han reducido de forma drástica, y en consecuencia la cantidad de vitamina D que recibe nuestro organismo. Siendo el sol la fuente principal de vitamina D, debemos explorar otras vías alternativas, ya que la carencia de ésta puede afectar a nuestra salud ósea y derivar en problemas como osteomalacia u osteoporosis.

El pescado azul es la fuente de vitamina D más importante que existe entre los alimentos. Además, en estas fechas en las que debemos mantener nuestro sistema inmunitario fuerte frente al virus el pescado azul será nuestro aliado; así como para mantener una alimentación saludable en unas condiciones de vida sedentarias. Os explicamos por qué.

Vitamina D pescado azul

¿Qué es la vitamina D?

La vitamina D es un nutriente fundamental para la absorción del calcio, y por tanto para mantener los huesos fuertes. Las personas con falta de vitamina D pueden tener huesos delgados y frágiles, un trastorno que se denomina raquitismo en los niños y osteomalacia en los adultos.

La vitamina D es también importante para el buen movimiento de los músculos y el correcto funcionamiento de los sistemas nervioso e inmunitario. En esta situación de alerta sanitaria es importante que nuestro sistema inmunitario esté fuerte para defenderse ante agentes patógenos, siendo la vitamina D esencial para ello.

Vitamina D rayos solares

¿Cómo obtener vitamina D sin tomar el sol?

La vitamina D se sintetiza en la piel gracias a la luz solar fundamentalmente, pero también se puede encontrar en algunos alimentos.

El pescado azul es uno de las pocos alimentos que es fuente natural de vitamina D. Dentro de estos se encuentran el bonito del norte, el atún, la anchoa, la sardina, el verdel, el salmón o la aguja. La cantidad recomendada es de 3 o 4 raciones de pescado azul a la semana para un aporte correcto de vitamina D.

Otros alimentos con vitamina D son los de la familia de los champiñones, setas y hongos, así como los productos lácteos y la yema del huevo. Aún así, es importante señalar que no podemos sustituir totalmente el aporte de vitamina D vía alimentación, por lo que es importante exponerse en la medida de lo posible a los rayos solares.

Arroyabe sardinillas en conserva

Además de vitamina D, el pescado azul es fuente de proteínas, ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6, vitaminas y minerales.

El pescado azul es parte de una alimentación saludable que debemos seguir en el día a día. Una dieta basada en el consumo de fruta, verdura, cereales, hortalizas y legumbres; con el pescado azul y el aceite de oliva como fuente principal de grasas. Ahora más que nunca, ya que debido al confinamiento llevamos un estilo de vida más sedentario de lo habitual.

¿Cómo adquirir vitamina D en el confinamiento?

INGERIR ALIMENTOS RICOS EN VITAMINA D

Debemos incluir en nuestra dieta alimentos ricos en vitamina D que hemos citado anteriormente.

TOMAR EL SOL

Debemos intentar salir al balcón o a la ventana a diario durante un cuarto de hora. Aunque esté nublado o llueva, lo importante es que nos dé la luz solar.

HACER EJERCICIO

La actividad física ayuda a la absorción del calcio. Tal como hemos comentado, la vitamina D es fundamental para dicha absorción pero es importante acompañarlo de ejercicio físico para que lo sea de forma eficiente. Utiliza apps o tutoriales que hay en internet para realizar actividad física en casa.

Visita  nuestra tienda:

Tienda Bonito del Norte
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *